google

Y tú ¿cuántas veces te has buscado en Google?

Debo admitir que soy un fiel seguidor de El Mundo Today y hace unas semanas me encontré con la siguiente noticia: “Google no puede creer que vuelvas a buscar tu propio nombre dos días más tarde”, además de arrancarme una sonrisa motivó el presente artículo.

El potente motor de búsqueda es una ventana desde la que podemos asomarnos y vernos a nosotros mismos y lo que se dice de nosotros en el mundo on line. La reputación on line no sólo preocupa a las marcas, también a los usuarios de Internet y no hablo sólo de personalidades públicas, me refiero a todos nosotros… Esta práctica está tan extendida que incluso existe una página en Facebook que se llama “Yo también he googleado mi nombre”. En el estudio que realizó en 2007 Pew Internet y American Life Project se confirmaba que el 74% de los usuarios adultos se ha buscado al menos una o dos veces, el 22% se busca de vez en cuando y el 7% lo hace de forma habitual.

Un estudio más reciente desarrollado en Alemania por el Instituto de Investigación de Mercados Innofact, confirma que 8 de cada 10 internautas confiesa haberse buscado en alguna ocasión en Google y dos terceras partes de los que lo han hecho han encontrado información sobre sí mismos.

Cuando hablamos de la obsesión por mirarse mucho en el espejo estamos hablando de Captotrofilia, si esta obsesión por alimentar nuestro ego la trasladamos a los buscadores, entonces estamos hablando de egosearching, egogoogling, vanity searching, self-googling, googlearse… aunque el término más arraigado y extendido para definir esta vanidosa práctica es el de EGOSURFING. Este término fue acuñado por Sean Carton, la revista Wired lo definió por primera vez en 1995 y en 2011 fue incluido en el Oxford Dictionary of English.

Lo que Google “diga de nosotros” puede convertirse en una auténtica obsesión e incluso en una pesadilla en el caso de políticos y personajes públicos; como en el caso de la cantante Taylor Swift, quien ha confesado recientemente: “Siempre tengo la misma pesadilla. En ella siempre me acusan de algo que yo no hice. Esa es la pesadilla que tengo una y otra vez”.

Aunque no se reconozca públicamente, la mayoría de los profesionales de recursos humanos buscan en Google el nombre del candidato antes de contratarlo y lo que encuentren en el buscador puede ser determinante para el futuro laboral de éste… Por este motivo de peso, es recomendable buscarnos en Google y ver cómo “nos presenta” el buscador. Para ahorrarnos una desagradable sorpresa al realizar la búsqueda, lo primero de todo es PREVENIR. Debemos tener sumo cuidado a la hora de registrarnos en alguna web, de participar en foros, de publicar fotos y videos, debemos revisar la privacidad de nuestros perfiles en redes sociales y cuidar nuestros comentarios, pues no será fácil librarnos de ellos y perseguirán sin descanso a nuestra identidad digital y marca personal en la red…

No debemos olvidar que todos tenemos un pasado oscuro (algunos más oscuro que otros…) y una foto o video de la que avergonzarnos: Alberto Núñez Feijóo y Olvido Hormigos son el mejor ejemplo.

Es necesario cuidar nuestra imagen en Internet pero no debe convertirse jamás en una obsesión porque podemos acabar como la bruja de Blancanieves de tanto mirarnos al “espejo”…

Escribe una respuesta


9 + = dieciséis

Puedes utilizar etiquetas HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>