regalo

¿Qué regalamos a nuestros clientes?

Un buen regalo puede ser una forma eficaz tanto de fidelizar a nuestros clientes como de captar nuevos. Muchos usuarios pueden llegar a obviar la baja rentabilidad o las altas comisiones que ofrece una cuenta nómina siempre y cuando obtengan su ansiada televisión LED e incluso comprar un periódico que nunca se van a leer sólo por conseguir el parchís de los Simpson.

Como decía Lola García -directora de Soluciones Eficaces-, “regalar es un arte”.

Personalmente y desde la perspectiva del consumidor no creo en la “política del regalo”, NADIE REGALA NADA y el ejemplo más claro son las operadoras móviles y su antigua estrategia de móviles a 0€ por períodos de permanencia de hasta 24 meses. No creo en el regalo y sí en el buen producto, en la garantía, en el precio, en el servicio etc.

Aclarado esto y ahora hablando desde el punto de vista del empresario, los regalos funcionan, debo admitirlo… Un pequeño detalle con tus clientes crea en ellos una emoción positiva que estará siempre vinculada a tu marca y que en incluso en muchos casos puede hacerles olvidar malas experiencias pasadas con tus productos o servicios. Debo admitir que cuando llega Navidad y Sanitas me envía a casa una agenda o un pequeño botiquín me llevo una alegría, por un momento se me olvidan las desorbitadas cuotas que pago todos los meses y el copago que me cobran cada vez que utilizo sus servicios.

Lo más importante a la hora de regalar, es conocer muy bien a nuestro cliente o cliente potencial, saber cuáles son sus gustos, sus necesidades, segmentar… de ahí la importancia de un buen CRM -de esto ya os hablaré otro día…-.

Lo que para algunos puede resultar muy atractivo para otros puede resultar inútil. Los bancos y cajas de ahorro -sin excepciones- se han empeñado siempre en captar clientes a base de regalar baterías de cocina a todo el mundo, después bicicletas, luego llegó la moda de los televisores y el último “cebo” son los iPads, sin pensar en ningún momento cuál es su público objetivo.

 Esta fiebre por regalar iPads por doquier, puede dar lugar a situaciones tan divertidas como la del siguiente video:

Por esto, antes de lanzar cualquier campaña de captación o fidelización con el reclamo del regalo como elemento de diferenciación, debemos pensar muy bien ¿qué vamos a regalar? y ¿a quién se lo vamos a regalar? A la hora de la segmentación deberemos tener en cuenta variables como: sexo, edad, estado civil, nacionalidad, poder adquisitivo etc.

Porque no todos los clientes son iguales y regalar un jamón ibérico a un musulmán no sería una buena política de fidelización…

Escribe una respuesta


− seis = 1

Puedes utilizar etiquetas HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>