muerteprogramada

¿La muerte del ser humano programada por las empresas?

Recientemente he leído un inquietante artículo que se hacía eco de las polémicas reflexiones de Ezequiel Emanuel, un prestigioso oncólogo estadounidense que se ha propuesto morir a los 75 años.

Ezequiel, Director del Departamento de Biotécnica Clínica del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, sostiene la idea de definir cuándo morir. “La medicina puede alargar nuestra vida, pero superada determinada edad perdemos facultades físicas y mentales y nos convertimos en una carga”. Bajo esta REALIDAD, el doctor defiende la teoría de la “muerte programada”. Este comprometido planteamiento me ha obligado a hacerme la siguiente pregunta: ¿llegará un día en que las organizaciones programen por ley nuestra muerte?

En el año 2050 en España habrá más de 4 millones de octogenarios y los mayores de 65 años representarán el 30% de la población. Crece la esperanza de vida y baja la natalidad, perdemos el recurso más valioso de todas las empresas: las personas. Cada día somos menos y más viejos…

Junto a este envejecimiento de la población, encontramos una creciente deshumanización en las empresas, basta con escuchar las declaraciones de Mónica Oriol, presidenta del Círculo de Empresarios…

En muchas ocasiones, los trabajadores, debemos funcionar como máquinas, eliminando sentimientos y razonamientos. Existen evidentes y muy peligrosos paralelismos entre nuestra sociedad y la descrita por Orwell en su novela 1984. Comenzamos a vivir en un escenario “orwelliano” en el que emergen actitudes totalitarias y represoras por parte de las compañías, sólo importan los procesos y la capacidad productiva del trabajador.

En 1932 el empresario norteamericano Bernard London propuso la obligatoriedad por ley de la obsolescencia programada de los productos, limitar su vida útil y reactivar el consumo. ¿Qué pasaría si esta propuesta se extendiese a los seres humanos y limitásemos su edad a su vida útil?

Génesis 6:3: “Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.”

En la actualidad, una mexicana de 127 años es la mujer más longeva del mundo, pero supuestamente Li Ching Yuen, un herborista chino fallecido en 1933 llegó a vivir 256 años…

En un “apocalíptico” futuro marcado por una extrema deshumanización empresarial en el que todos pudiésemos vivir más de 100 años, podría programarse la muerte de las personas una vez dejasen de ser productivas para la sociedad. Podría fijarse una “fecha de caducidad” para todos los recursos humanos. El derecho a la vida estaría definido en términos de “rentabilidad”. Podría reproducirse un escenario cercano al mundo representado en la película In Time, donde el tiempo de vida se convierte en dinero y los ricos viven eternamente.

Este grado de deshumanización tan extremo puede sonar a ciencia ficción o a prehistoria, pero en nuestra historia reciente lo encontramos en los campos de concentración Nazis o el sistema Gulag soviético. Incluso a día de hoy, se estima que unos 30 millones de personas viven como esclavos según cifras de la organización australiana para la defensa de los derechos humanos Walk Free Foundation.

La teoría de la muerte programada ya fue desarrollada por el biólogo alemán August Weissman, quien en 1882 sugirió que la muerte programada proporcionaría mayores recursos a los jóvenes y defendía que este sistema perjudicaría a los individuos en beneficio de la especie. 

Una vez terminado el juego, todas las fichas vuelven a la misma caja, pero no debemos olvidar que en toda partida de ajedrez los primeros en caer son peones y el último es el rey…

Escribe una respuesta


− 3 = uno

Puedes utilizar etiquetas HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>