remarketing

El remarketing me persigue…

Cada vez que hago una búsqueda de un producto en webs como Amazon.es o Xgaming.com soy “prisionero” de ésa búsqueda, es lo que Google ha puesto de moda como remarketing…

Digo ha puesto de moda porque el concepto remarketing en su sentido más amplio ha existido siempre. Literalmente remarketing es “volver a hacer a marketing”, es decir, dar una nueva oportunidad a productos que no se han vendido en una primera campaña. Cuando un producto no se puede vender en unas determinadas condiciones, éste se pone de nuevo en el mercado con unas nuevas condiciones (precio, formato etc.) para activar su demanda. Podemos hablar de coches Km. 0, destockajes, outlets, productos con tara etc. Sirva de sencillo ejemplo el perfume que se pone a la venta sin caja a un precio menor que el de mercado, en esto consistía el remarketing tradicional.

Actualmente, hablamos de remarketing cuando “perseguimos” a nuestros clientes potenciales ofreciéndoles información de productos que ya han buscado previamente a través de nuestra web, es lo que se conoce como retargeting o behavioral retargeting y que el propio Google se ha encargado de bautizar como remarketing a través de su red de Display.

Volviendo al principio, cuando hago una búsqueda en Amazon de un DVD de Roger Waters por ejemplo ya le estoy informando a Amazon de mis gustos y de mi intención de compra; finalice o no el pedido, Amazon seguirá mi rastro para ofertarme bien el mismo producto o productos similares relacionados con mis búsquedas (álbumes de Roger Waters, otros directos en DVD etc.).

Para esto se utilizan principalmente tres vías de remarketing:

- La propia web.
- Anuncios.
- Email.

Continuando con el ejemplo de Amazon que es realmente significativo y le saca provecho al remarketing mejor que nadie desarrollaré estas tres herramientas:

REMARKETING A TRAVÉS DE LA PROPIA WEB.
Tras nuestra búsqueda, si continuamos navegando por la web de Amazon, se encargarán de “recomendarnos” permanente productos relacionados con nuestras búsquedas anteriores. En la parte inferior de la web encontramos una sección llamada “recomendaciones para ti” en la que nos facilitan productos de nuestros artistas favoritos que conocen gracias a nuestro historial de búsquedas.

ANUNCIOS.
Una vez fuera de la web de Amazon, todavía pueden seguir nuestro rastro en la red y seguir ofreciéndonos productos relacionados con nuestras búsquedas gracias a herramientas de remarketing como Facebook Exchange o la red red Google Display Network. Así en webs de una temática completamente diferente a la de Amazon nos pueden aparecer anuncios sobre el álbum que buscamos hace unos días.

EMAIL.
Si nos hemos registrado previamente en Amazon, recibiremos ocasionalmente mails en los que se promocionen productos relacionados con nuestras búsquedas en el portal. Estas nuevas recomendaciones pueden llevar añadido algún tipo de descuento que motive nuestra decisión de compra.

Empresas como Criteo, Fetch-target o Tradedoubler además de las ya comentadas Google y Facebook permiten esta tecnología de seguimiento al usuario, lo que puede resultar en ocasiones molesto y afectar a la privacidad de los usuarios. Existen herramientas como Do Not Track Plus con la que podemos recuperar el control de nuestra privacidad y frenar “la persecución”.

Escribe una respuesta


− 2 = tres

Puedes utilizar etiquetas HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>