detalle

3 pequeños detalles que se agradecen…

Estoy organizando un evento formativo del que me siento especialmente orgulloso, pues entre los ponentes contaré con la presencia de José Ballesteros o Fernando Álvarez entre otros, además de la participación de Teresa Serra en la mesa redonda de apertura. 

Organizar un evento es una auténtica contrarreloj y en muchos casos el éxito o fracaso de éste está en manos de la eficacia de tus proveedores. Nada puede fallar y los proveedores deben estar a la altura.

Acostumbrado a malas experiencias, esta semana me ha sorprendido la eficacia y buen servicio de tres proveedores: metacrilatos, vinos y bolsas de papel corporativas.

Han sido detalles insignificantes que pasarían inadvertidos para cualquier mortal pero que por deformación profesional tengo muy en cuenta y me gustaría compartir con vosotros.

A la primera empresa le encargué un atril con display de metacrilato, llegó en 24h pero faltaba una pieza del soporte. Llamé de inmediato y la primera persona que contestó al teléfono anotó la incidencia y al día siguiente ya tenía la pieza que faltaba, así de sencillo. No tuve que rellenar formularios RMA, no tuve que navegar de extensión en extensión hasta encontrar un responsable, no tuve que esperar una eternidad hasta recibir la pieza… En definitiva, encontré un proveedor “facilitador”, de los que no abundan.

La segunda empresa está especializada en bolsas corporativas, hice el pedido on line y subí el diseño de las bolsas a través de la web. En unas horas recibí la prueba de cómo quedaría el diseño y además una llamada del responsable de imprenta avisándome de que las letras de un logo podrían quedar ilegibles al ser tan pequeñas y ofreciéndome diferentes soluciones. Lo habitual es que hubiesen lanzado el diseño sin importarles el acabado final. Se agradece el detalle.

Por último una web de venta de vino on line en la que hice un pedido de botellas de vino y cajas para regalo, a los pocos minutos de hacer el pedido me llamaron avisándome de que los proveedores del vino y de las cajas eran diferentes por lo que recibiría los pedidos de forma independiente y en fechas distintas, que no me preocupase si recibía sólo el vino ya que recibiría las cajas un día después. Un sencillo, proactivo y fácil gesto que seguro que les evita llamadas de clientes despistados por no recibir el pedido completo. 

No debemos olvidar nunca que las llaves pequeñas abren las puertas de grandes castillos y que los pequeños detalles son los que realmente enamoran…

Escribe una respuesta


ocho × 9 =

Puedes utilizar etiquetas HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>